martes, 16 de diciembre de 2008

Cambio chico

Pidió un taxi por teléfono. Comprendí que todo culminaba en aquella cena. Procuré no parecer incómoda a pesar de su cara de aburrido. Me ofreció café, pero me pareció mejor no aceptar. Me puse de pie y caminé hacia su biblioteca atestada de libros y fotos familiares. Intenté adivinar quién sería cada uno según los parecidos y lo poco que sabía de él. Hice algún comentario tonto y respondió sólo asintiendo con la cabeza. Fui al baño, me acomodé el escote y mordí fuerte mis labios para que se tornaran más rojos. El timbre sonó mientras guardaba los cigarrillos en mi bolso. Tomó una campera y bajamos. La puerta de entrada permanecía con llave todo el día. Se acercó al taxi, abrió la puerta y me invitó a subir. Mientras me sentaba extendió su mano dándome un billete de veinte pesos. Para el taxi, dijo. Quise comerlo crudo pero simplemente le dije que no hacía falta, que yo tenía dinero para eso. Levantó su brazo como saludando cuando el auto arrancó. En la esquina siguiente le pedí al chofer que parara. Le pagué la bajada de bandera y me fui caminando hasta la parada del 53.

9 comentarios:

Mamuchi dijo...

Hoy te diria porque no lo agarrastes!!! pero seguro que en ese momento yo hubiera hecho lo mismo!!!!Nuestro orgullo esta primero!!!!

La candorosa dijo...

Hay finales que deben ser manejados con orgullo.

Saludos!!

la kolorada siniestra dijo...

Coincido con mamuchi, HOY te diria agarralo, hace algunos años me hubiera tomado el bondi.

Zeb dijo...

Se nota que soy hombre, me llamó la atención otra parte del relato: me encantó el truco de morderse los labios para que estén más rojos!

Beso!

Mamuchi dijo...

Zeb hay tantos trucos que conocemos las mujeres que no te das una idea!!!!!!
Y me hubiera gustado saber que pensaba un hombre del tema del dinero!!! Animese Zeb y diganos lo primero que se le ocurra (jajaja)

La Diva de Banfield dijo...

ajaja, me encanto eso de bajarte y tomarte el colectivo ... aunque yo le hubiera dicho pagale vos al chofer - eu no tocar plata :P ( como el manosanta de olmedo)-

Ahora otra cosa que anoto del relato es lo de moderse los labios para que sean mas rojos, me hizo acordar lo que hacia mi mamá para darle color a las mejillas me las pelliscaba jajjaja ...

besitosss

Anónimo dijo...

Le hubiese dicho, me estás dando para la mitad del viaje. Hay algunos colegas de genero que no van a aprender nunca. Bersos, Besos.-

Zeb dijo...

No se qué pensará "un hombre"...en mi caso, la hubiera llevado hasta la casa...y hubiera insistido, aunque se enoje.

Belo dijo...

No tenia el truco de los labios para que se pusieran mas rojos y tampoco me hubiese tomado el colectivo pero todo el relato me hizo sentir incomoda, como que era una situacion incomoda, no se... que te pidan un taxi para que te vayas...
Bueno no importa, pasaba a desearte Feliz año nuevo!