miércoles, 1 de octubre de 2008

Almost lost

Así me siento cuando salgo a la calle. No hace tanto que me fui, ésta ciudad sigue siendo la misma y yo la encuentro tan distinta. Me cuesta creer la cantidad de autos que veo pasar, me ensordece el ruido y me asquea la mugre. Porque no es sólo la basura que hay tirada en el piso, sino la suciedad que se ve en todas partes. La falta de verde y los cielos celestes puros. De noche no veo las estrellas. No escucho teros ni bandurrias, sólo bocinas y gritos. Tomo un taxi y trabo las puertas y cuando camino por la calle llevo a mi hija agarrada bien fuerte, por temor a que me la arrebaten. Desconfío de todos y nadie me llama por mi nombre. Pregunto las cosas temerosa. He dejado de ser la mujer insolente que se llevaba el mundo por delante. Veo gente durmiendo en las calles y mendigando monedas en las ventanillas de los subtes. Noto la velocidad con que la gente se mueve, se traslada, habla, come y tipea.
Me siento atrapada en una agenda corta para tantos que parecen quererme. Quiero cumplir con todos y estoy exhausta. Quisiera mostrarles a mis hijos cosas que nunca verán por allá, pero no tengo cuándo. Quiero extender muchos momentos para disfrutarlos sin pensar en horarios. Quiero pasar horas hablando con mis amigas, entre mates y vinos como lo hicimos hasta ahora.
Quisiera quedarme un tiempo más.
Pero me he dado cuenta en una semana, que allí es donde debo estar. En mi montaña, en mi casita blanca con mis ventanas hacia la cascada, donde la escalera cruje cada vez que subimos o bajamos. Allí, donde no se escucha otra cosa que el silencio. Allí donde no existen rejas ni persianas, donde el olor a tostadas me despierta cada mañana. En la ciudad donde crecen las rosas en las veredas, donde no hay papeles en el piso, donde no existen los semáforos y donde todos, absolutamente todos, me llaman Nerina.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hayyy nena!!!! Qué bien que te vino este viaje!!! Así ves con otros ojos las dificultades que allá te parecen insalvables....

Anónimo dijo...

Hayyy nena!!!! Qué bien que te vino este viaje!!! Así ves con otros ojos las dificultades que allá te parecen insalvables....

Hurricane dijo...

Viste como perdemos la velocidad al irnos?
Si, la ciudad es la misma, pero ella siguió con su desarrollo y nosotros modificamos el nuestro.
Besos

La Diva de Banfield dijo...

Que bueno que sepas encontrar ahora tu tiempo y espacio... la vida la elegimos a cada minuto, el volver a lo que fue para elegir lo que es... tu lugar en el mundo vos ahora sabes cual es :), hoy por hoy es a donde esta tu familia en donde sos mamá, esposa, y Nerina la Mujer que hoy sabe donde tiene que estar, y lo que quiere en esta etapa de su vida.

Besitoss

Zeb dijo...

Supongo que ahora encontraste la respuesta al post de hace un tiempito...cuando te preguntabas porqué te habías ido para allá...

Qué bueno que encontraste la respuesta...hay gente que nunca lo logra :o)

Besos

Mamuchi dijo...

Neris igual nunca te olvides que aca sabemos tu nombre y lo pronunciamos con amor y admiracion. Amor por que nos conocemos hace años y admiracion por buscar un nuevo horizonte que por suerte tiene montañas, cascadas y cielos celestes. espero igualmente verte prontito por aca (y no me digas "venite para aca" que me encantaria pero no puedo!)

Zeb dijo...

Se la extraña :o(

Anfitrite dijo...

Ya de vuelta en mi casita. Cómo la extrañé...
Salvo por la gente que adoro que vive en ella, qué cagada que me resultó Buenos Aires...