sábado, 11 de octubre de 2008

De cómo un día normal se convierte en una noche maravillosa

Me levanté y tomé unos mates como todos los días. Preparé el almuerzo y llevé a los chicos al jardín. Fui al supermercado, volví a casa y guardé todo. Lavé los platos, colgué la ropa y ordené un poco. Salí un rato antes y pasé por la carnicería. Volví al jardín, y como todos los viernes, nos fuimos con mi única amiga local y sus hijos. Ella no tiene el auto martes y viernes porque el marido viaja por trabajo así que esos días yo los llevo de vuelta hasta su casa. En el camino, los chicos me piden venir a jugar a casa. Le pregunté a Silvia si quería venir a tomar unos mates o si prefería que la lleve y me volvía con los chicos. Vamos todos a casa. Los nenes toman la leche y salen a jugar afuera. Nosotras nos bajamos dos termos de mate. Llegó Néstor y calenté otra pava. Los chicos quisieron comer acá, así que les preparé unos capelletinis. Mientras tanto, corté hinojo y unos tomates para hacer una ensalada. Y cuando Silvia le avisó a su marido que se quedaban acá, él dijo que se volvía de Junín y pasaba por la heladería antes de venir. Comieron los nenes y cuando llegó Horacio puse unos bifes de chorizo en la plancha y comimos los cuatro con unas botellitas de tinto patagónico mientras pensábamos a qué lugar del caribe con servicio "all inclusive" íbamos a ir dentro de cinco años. Y estuve tan cómoda, comiendo un simple bife con ensalada, entre amigos nuevos tan parecidos a nosotros, tan sencillos, tan macanudos, tan simples.
Y lo mejor de todo es que por fin, después de tanto tiempo, veo a Néstor sonreír durante horas.

5 comentarios:

Zeb dijo...

Ves Neri? Seguís respondiendo la pregunta de porqué te fuiste para allá...

Por cierto...qué tentador que suena cuando contás todo el morfi...y los mates con ese paisaje!!

A ver si logro convencer a "la patrona" y en el verano rajamos para allá...nos hacés un lugarcito??

Zeb dijo...

Por cierto...que lindo tenerte nuevamente por acá...se te extrañaba!

La Diva de Banfield dijo...

:) me encanta como ven tus ojos... y mostras lo que es importante para vos , no solo la vida pasa por vos sino por la sonrisa de los que amas... les estas entregando tu alma a tu familia y eso es la entrega mas grande... por eso disfrutas con las simples y pequeñas cosas ... que no son mas que las grandes cosas que te dan la VIDA.
Respondí a tu comentario en mi Blog, gracias por el porque me permite seguir pensado...

Besitos desde Banfield
(es rica la ensalada de hinojo?.... la voy a probar)

Anónimo dijo...

Me reconforta mucho leerte asi. Todo va llegando. Es bueno que Nes recupere su sonrisa... Besos a los dos

Mamuchi dijo...

y bue... ya puedo decir que no sos mas porteña. cuanto me alegro por vos y por nestor. y me quedo tranqui por que veo que estas haciendo raices por ahi