miércoles, 18 de febrero de 2009

Misceláneas

Hace una semana mi hija terminó una toma de antibióticos que le llevó diez días, mucho capricho y llanto cada ocho horas.
Ayer, nuevamente, comenzó con otra toma por otro problema.
Esta tarde, cuando vuelvo de trabajar, le sirvo sus 8 ml. de jarabe y se lo acerco junto con un vaso de jugo.
Me mira con cara de odio y me dice: -Mamá, ¿No te das cuenta de que me estás arruinando la vida?
Por suerte, hoy empecé con la nueva psicóloga...

7 comentarios:

la kolorada siniestra dijo...

A vos te parece? Los pibes estan creciendo muy rapido, adquiriendo un lenguaje que nosotras no conocimos hasta la adolescencia. Si vas por mi blog, veras en el post anterior todo lo que mi hijo pensó y analizó sobre una simple frase en chiste que le hizo su papa.

mc dijo...

Están muy agrandados, envalentonados también. Debe estar harta de los remedios.
Cambiaste la psicóloga? no sabía.
Y vos qué le contestaste?

La candorosa dijo...

Muy consciente la niña acerca de lo que hacen algunos medicamentos!!!!


Saludos!!

Mamuchi dijo...

La abuela seguro que diria "yo a vos no te permitia decir algo asi" y es verdad los tiempos cambian y nuestros hijos son pequeños adultos!!!!. Preparate que a los 15 va a estar peor!!!!

Je dijo...

wow como se vienen.... no puedo creer como te dijo eso... es increible como crecen

Zeb dijo...

No veo la hora de conocerla jejeje

Ya hablé con Ella...si llegamos de bolsillo, entre Agosto y Octubre :o)

Mamuchi dijo...

Neris se te extraña, tenes que volver a escribir. seque estas a full con otras cosas, pero intenta!!!!!!! besos